© 2018 by Milynali Red-CfC

VOLANTEO & REGISTRO

Procesos de Búsqueda de Personas Desaparecidas en México*

BÚSQUEDAS CIUDADANAS

La desaparición de al menos un familiar, ha generado que muchos de nosotros, como sus familiares, nos hayamos convertido en buscadores de manera empírica, para encontrarles.

La tragedia de la desaparición nos colapsó, nunca imaginamos -ni por un segundo- la enorme cantidad de vacíos que encontraríamos en su búsqueda. Desde el primer momento que llegas con las autoridades a poner tu denuncia, te dicen que 'debes esperar', que el agente del Ministerio Público (MP) se pondrá en contacto con uno', porque seguramente es un secuestro y ellos nos pedirán dinero. Ésto, en los casos en los que te atreves a poner una denuncia. Momento para el cual, ya sabes que no están extraviados, que no están en un hospital como consecuencia de algún accidente o que no están detenidos por alguna razón de tránsito. Es lo primero que uno piensa en hacer para descartar que nuestros familiares no estén en ninguno de esos lugares. 

 

Ahí comienza la búsqueda, tu búsqueda, porque, aun con la angustia y el terror, te documentas sobre lo que está pasando en el estado y/o la zona en donde se supo algo, por última vez, de tu familiar; te paralizas y crees que el Ministerio Público investigara y saldrá a buscarlos. Pues hoy sabemos que las primeras 72 horas son fundamentales para encontrarles. No obstante, la realidad nos ha demostrado que no se investiga y menos, se sale a buscar. En nuestro en caso en particular,  el propio Director de la Policía Ministerial me dijo -a los 9 días de que logré llegar a la Procuraduría del Estado, en Ciudad Victoria, Tamaulipas-, que acudiera con los marinos o militares, porque ellos no saldrían a buscarlos, pues la situación era muy peligrosa.

 

En la mayoría de los casos, comenzamos un recorrido de búsqueda, pero no de nuestros seres queridos, porque vas recorriendo cada instancia que te dicen, cada institución de seguridad, tanto estatal o federal, para que te ayuden a buscar a tu familiar, porque no existe un proceso o protocolo de búsqueda inmediata.

 

En el Foro Internacional sobre Personas Desaparecidas en México: Ciencia, ciudadanía, Estado y derechos humanos se habló de procesos de búsqueda en la legislación de la ahora Ciudad de México, y el punto más relevante, es que se deben acortar las horas para comenzar a buscarlos; pues son las primeras horas las más importantes. Sin embargo, y a pesar de los años, y del constante incremento de personas desaparecidas en todo el país, aún sigue siendo una búsqueda de instancias, papeleo, exhortos, colaboraciones y de un sinfín de documentos que van llenado tu expediente -al que en muchas ocasiones, no puedes tener acceso-. Para el momento en que se te asigna un MP, te recibe con toda la información que has conglomerado sobre la zona en donde desapareció tu familiar: sabanas de llamadas -en muchas ocasiones ya analizadas por nosotrxs-, o quizás hasta con una radiografía delincuencial sobre la zona de tu interés. Colaboras con ellos con tal de que salgan a buscar a tu ser querido.

 

Para esto, ya pasaron meses de acudir a las diversas instituciones de seguridad, llámese Secretaría de la Defensa Nacional, de la Marina, Policía Federal, Procuraduría del Estado, o de la República, PROVICTIMA ahora Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV); sin importar a donde se acuda, continuas en una búsqueda de instancias con el objetivo de que te acerquen a lo más parecido a una búsqueda… Mientras haces todo eso, piensas en poner la fotografías en el lugar donde se les vio por última vez, pegarlo donde haya más gente, con la confianza de que alguien les vea y te notifique de ello. Y así, sigue pasando el tiempo. Algunos cuentan más de doce años en su incansable búsqueda, otros nos acercamos a los cinco o menos años, periodo en el cual hemos aprendido a buscar en instancias, a confiar en nuestra intuición para acércanos a personas que realmente quieran buscar, para entregarles un croquis con lugares para prospección, o en ocasiones con coordenadas sobre lugares donde tu propia investigación te ha llevado,exiges que a las autoridades que pregunten a detenidos de la zona si saben de lugares -casas de seguridad, o campamentos- donde llevan a los secuestrados/desaparecidos.

 

Hablar en torno a los procesos de Búsqueda de Personas Desaparecidas en México, se ha convertido en un tema de reciente interés para con la seguridad nacional. Pese a que, desde el 2010 ya se vislumbraba el auge en la desaparición de personas, aún cuando desde hace años, lo hemos exigido -día tras día- a quienes nos alcanzó la tragedia de tener a un ser querido desaparecido.

A finales del 2015, una persona de la Procuraduría General de la República, aceptó que no estaban preparados para la búsqueda de nuestros desaparecidos, y que estaban aprendiendo en la marcha, mientras nosotros -las familias- hemos tenido que salir a buscarlos, o agarrar de la mano a nuestro MP para que vaya al lugar donde puede haber algún indicio. Sabemos que en México contamos con documentos y protocolos con estándares internacionales para el Tratamiento e Identificación Forense por la PGR, o con documentos como los de la Comisión Internacional de la Cruz Roja (CICR) 'Personas Desaparecidas, análisis forense de ADN e Identificación de restos humanos', que es una guía sobre prácticas idóneas en casos de conflictos armados y de otras situaciones de violencia armada. No obstante, siguen sin ser implementados. 

 

En reunión con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en septiembre de 2015, la Presidenta insistía en saber si estaba presente alguna familia a la que se le hubiera entregado un cuerpo que no fuera el de su familiar; no obstante, en nuestra intervención comenté que, lo que se estaba comentando, era la falta de investigación, que da como resultado la falta de búsqueda, y si no se busca, las autoridades no encontrarán a nuestros desaparecidos, y aunque encuentren cuerpos, no lograrán identificarlos, como ha sucedido tras el hallazgo de decenas de fosas clandestinas en México. No hay que olvidar, todos los casos en los que familias han buscado en los SEMEFOs de su localidad o estado sin encontrar a sus seres queridos, y al pasar un año o más tiempo, se les notifica que ahí, en esos lugares que ya fueron recorridos se encuentra su familiar, y todo, porque no han cumplido cabalmente con los protocolos y estándares internacionales.

 

Para las organizaciones que desde hace más de dos años, conformamos Ciencia Forense Ciudadana, trabajamos en el Registro Nacional Ciudadano de Personas Desaparecidos, así como en un Biobanco de #ADNCiudadano, ambos, gratuitos e independientes del gobierno mexicano, para cumplir con nuestro único objetivo, encontrarlos. 

 

Precisamente, en el Foro Internacional sobre Personas Desaparecidas en México, hace más de un año, recalcaba la necesidad de crear un Grupo Ciudadano de Búsqueda de Personas desaparecidas por localidad, que fuera real; ya que el conocimiento regional por zona y el conglomerar información en conjunto, entre las familias será fundamental para encontrar -quizás no tu familiar-, pero si a otra persona que en algún lugar del país, una madre le llora.

Así, a principios del 2017, es una realidad la COMUNIDAD CIUDADANA EN BÚSQUEDA DE DESAPARECIDOS EN TAMAULIPAS, misma, que se crea bajo cuatro exigencias:

  1. CREACIÓN de un Grupo de Búsqueda  que  incluya  a  las  FAMILIAS en la fase de prospección, mapeo-geolocalización, inspección, así como en la observación de los procedimientos que se  lleven a cabo; y se acepten las bases de datos de ADN ciudadanas, como evidencia.

  2. REVISIÓN de expedientes por cada caso. Actividad de oficio que tiene rezago de años y conlleva el análisis sobre la serie de violaciones a nuestras garantías individuales y derechos humanos, como son el acceso a la justicia, la información, la verdad y la identidad.

  3. GESTIÓN de la colaboración, no solo con la  Procuraduría  General de la República (PGR), sino también con la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) y la División Científica, -con quienes algunas familias ya hemos acudido para realizar la identificación forense mediante estudios genéticos y antropológicos-; así como también solicitamos de la intervención de binomios caninos, y de equipo tecnológico como geo-radares. Estamos convencidos de que las alianzas inter-institucionales, de la mano con la participación de la sociedad civil organizada, marcarán un avance fundamental ante la lucha contra la impunidad.

  4. CAPACITACIÓN al grupo de búsqueda de la Procuraduría General de Justicia del Estado, integrado por un pequeño número de personal, de la Coordinación Antisecuestros, que ha trabajado con nosotros en la zona sur de Tamaulipas. Dicho personal cuenta con la actitud necesaria para realizar las búsquedas; asimismo, cuentan con los conocimientos mínimos en protocolos de búsqueda, que ha adquirido por su iniciativa y sensibilidad, cualidades que valoramos en gran mediada, sobre todo ante temas tan delicados, como la desaparición de personas. Por lo que solicitamos se dé seguimiento a la trayectoria del personal que ya ha sido identificado por su gran labor. Así, consideramos fundamental unir esfuerzos, el GOBIERNO DEL ESTADO con equipo, capacitación y recursos y LAS FAMILIAS con puntos para la realización de prospección que tenemos listos en la zona norte, costa y centro del estado.

*Parte del texto fue presentado en el marco del Foro Internacional sobre Personas Desaparecidas en México: Ciencia, ciudadanía, Estado y derechos humanos, que se llevó a cabo en la Universidad Autónoma Metropolitana-Unidad Xochimilco, en la Ciudad de México, los días 29, 30 de septiembre y 1ro de octubre de 2015.