TAMAULIPAS

INCIDENCIA DELICTIVA

De nueve delitos que reporta el Gobierno del Estado de Tamaulipas: robo de vehículos, violencia familiar, daño en propiedad, lesiones, robo a domicilio, abandono de obligaciones alimenticias amenazas, robo a comercios y sustracción y retención de menores, para los fines del presente análisis nos basamos en ocho. Tres de los cuales, se integraron en uno:

Gráfica 1, realizada con base en información del Gobierno del Estado de Tamaulipas

El delito con mayor registro de denuncias corresponde a la violencia familiar; seguido por lesiones, daño en propiedad y robo de vehículos; en tercer lugar, se encuentran las denuncias por robo domiciliario, a comercios y amenazas; en último lugar, queda la sustracción y retención de menores de edad. Cabe destacar que no se reporta lo relativo a denuncias por homicidios dolosos, secuestros, feminicidios o desaparición de personas.

Las entidades con mayores denuncias para cada delito que reporta el gobierno estatal son:

En los ocho delitos, los municipios que se mantienen con los más altos índices delictivos son: Reynosa, Matamoros, Ciudad Victoria y Tampico, que aparecen en los ocho delitos; Altamira que aparece en 5; Nuevo Laredo en dos; y Río Bravo en uno.

INCIDENCIA DELICTIVA TOTAL POR MUNICIPIO

TAMAULIPAS, 2019

Gráfica 2, realizada con base en información del Gobierno del Estado de Tamaulipas

MUNICIPIOS CON MAYOR INCIDENCIA DELICTIVA

TAMAULIPAS, 2019

Mapa 1, realizado con base en información del Gobierno del Estado de Tamaulipas

DESAPARICIONES

 

Con base en el Registro Nacional de Datos de Personas Desaparecidas Extraviadas o Desaparecidas de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), sabemos que del 2007 al presente, hay 5,558 personas desaparecidas en Tamaulipas cuya denuncia corresponde al fuero común. Mientras que para el fuero federal hay 124 denuncias. No obstante, cabe recalcar que no se señala cuantas personas desaparecieron por año o ningún otro tipo de metodología. Por su parte, también es en este año, 2017, que el mismo Observatorio Nacional Ciudadano realizó un análisis en torno a las desapariciones en México, en donde menciona que es con motivo de la falta de transparencia en los procesos de metodología que se siguen para realizar que el registro, que esfuerzos ciudadanos como Ciencia Forense Ciudadana, han tenido la iniciativa de generar registros no oficiales que toman en consideración los casos de desaparición que no cuentas con denuncia; así, nos hemos unido para a hacer frente a la violencia y las desapariciones ante la evidente ausencia del estado.

Por su parte, la Procuraduría de Justicia del Estado ha expresado públicamente que tiene 7 mil expedientes de personas no localizadas (desaparecidas) y solo cuenta con 9 ministerios públicos para su revisión y seguimiento. Información, que como sucede en el resto del país, no coinciden con los datos proporcionados por SEGOB, situación que muestra la falta de homologación entre la federación y las procuradurías estatales en temas de seguridad pública.

 

Aunado a lo anterior, la misma procuraduría hace otra división en donde cuenta con 517 expedientes etiquetados como secuestrados (y no como desapariciones), mientras que la Secretaria de Seguridad Pública, tiene registrados de octubre pasado (2016) a la fecha, con 1070 secuestros denunciados ante autoridades gubernamentales. Lo anterior, reitera los problemas que ya han sido señalados por el Grupo  Interdisciplinar  de  Expertos  Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; las Observaciones Preliminares de la Visita in Loco realizadas por la misma comisión  en  octubre  de  2015;  y  las  Observaciones  Finales del  Comité  contra  la  Desaparición  Forzada  de  las  Naciones  Unidas  presentadas  en noviembre  de  2015:

 

La  falta  de  información  estadística  sobre  el  fenómeno  de  la  desaparición  en  México,  en  específico  del  número  de  víctimas  para  diferenciar  entre  las  personas sometidas  a  la  desaparición  forzada  y  las  personas  sometidas  a  la  desaparición sin  participación  de agentes del  Estado,  con  el fin  de combatir  dicho fenómeno a través  de  un  Registro  Único  de  Personas desaparecidas  a nivel  nacional  que permita   la   creación   de   políticas   en   relación   con   la   prevención,   búsqueda, investigación, sanción y reparación del daño, así como un reglamento para la Ley de Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidos

 

Así, en respuesta a lo anterior, ya también se cuentan con los registros no oficiales, generados por 14 organizaciones no gubernamentales y colectivos, que se han unidos en la Comunidad Ciudadana en Búsqueda de Desaparecidos en Tamaulipas, aglutinando, alrededor de 2000 familias que exigimos la búsqueda de nuestros amados desaparecidos.  Cabe destacar, que de este número, aún hay familias que por temor, y por la falta de credibilidad en el sistema de justicia del gobierno de Tamaulipas, no han puesto una denuncia.

 

Finalmente, cabe recalcar que, desde el 2011 el Gobierno de Tamaulipas llamó a las fuerzas federales para que más de 2 mil policías realizaran funciones de corporaciones locales en la entidad. Política que el nuevo gobierno ha dejado a un lado, desde octubre pasado, cuando se declaró que no se trabajaría de la misma forma, ya que aseguran, “están” trabajando para contar con su propia “Policía". Misma, que ha estado coludida con el crimen organizado, como ya lo he mencionado anteriormente. Quisiera señalar que un estado como Tamaulipas requiere de alrededor de 10 mil elementos de policías estatales para cubrir el número de habitantes. Y hoy en día, solo se tienen 2 mil 700 (agentes) para garantizar la seguridad de las familias en el Estado.

Como víctimas de la delincuencia organizada, y como personas con familiares desaparecidos, nos hemos tenido que ir especializando en la identificación y antropología forense; en la toma de muestras de #ADNCiudadano; nos hemos convertido en peritos, ministerios públicos. Somos buscadores de corazones que han sucumbido en la violencia de México... somos como los barrenderos que van atrás de un desfile… barriendo lo que van dejando a su paso…

 

En México las familias vamos barriendo el territorio, y en ese camino nos hemos encontrado con fosas clandestinas, campamentos de secuestrados con ropa, -mucha ropa-, restos óseos calcinados, con cuerpos que ha dejado una guerra que nadie supo cuándo comenzó!

© 2020 by Milynali Red-CfC